Rastros y Destazaderos son Focos de Contaminacion ambiental en Guatemala

 

Trabajadores del destazadero de la Ciudad de Quetzaltenango trabajan en el piso, debido a que carecen de las instalaciones adecuadas, lo que origina alto grado de contaminación.

La mayoría de rastros del país tienen alto grado de contaminación, lo que pone en riesgo la salud de los pobladores. Entre estos se hallan los de Quetzaltenango y de Baja Verapaz.

El destazadero municipal de la ciudad altense, con 67 años de estar funcionando, es investigado por la Fiscalía de Delitos contra el Medio Ambiente (FDMA), por ser considerado foco de contaminación. La carne de este lugar se distribuye en cinco mercados y en cien carnicerías del municipio.

Estas son revelaciones de varios informes de entidades que desde el 2009 monitorean aquel matadero, el cual no cuenta con la licencia del Departamento de Normas y Regulaciones, del Ministerio de Agricultura Ganadería y Alimentación (Maga).

El matadero no superó las inspecciones sanitarias y ambientales del Área de Salud ni del Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales (MARN), a petición de la FDMA.

Los reportes de inspección detallan que las instalaciones son foco de contaminación, no reúnen las condiciones para tener adecuada higiene, existen vectores transmisores de enfermedades, los desechos de los animales se depositan en un área al aire libre, está ubicado a menos de 30 metros de una escuela y colinda con viviendas.

Además, el faenado de animales bovinos, porcinos y ovinos se realiza en el suelo, sin que las autoridades municipales cumplan con hacer las mejoras necesarias y prometidas en 2008, cita uno de los informes.

A la fecha, el matadero carece del diagnóstico ambiental emitido por el MARN, licencia para funcionar del Maga y viola los derechos humanos y ambientales de la sociedad.

Para el coordinador del Centro de Salud del departamento, Salvador Soto, el informe que entregó Merlin Zacarías, de la FDMA, es la realidad del inmueble en esa localidad.

“Por ser la segunda ciudad del país, la municipalidad debería construir un matadero adecuado a las exigencias y ubicarlo en un área adecuada donde no genere contaminación”, citó Soto.

“La carne que se extrae de este lugar no reúne las condiciones apropiadas en el manejo y el transporte; no hay condiciones sanitarias de seguridad”, comentó el director del Área de Salud, Diego Manrique.

El médico agregó que el año pasado se sugirió al Concejo que construyera un nuevo rastro, pero el problema continúa.

Según Gerardín Díaz, del Marn, cada res produce cien libras de desperdicios, que son depositados al aire libre en la parte trasera del edificio. “Coordinaremos medidas de mitigación con las demás autoridades para mejorar el medioambiente”, refirió.

Aníbal Batres, delegado del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Alimentación (MAGA), explicó que el rastro le compete únicamente a la Unidad de Normas y Regulaciones, por lo que desconoce si este tiene la licencia para funcionar. “No soy fiscalizador; el año pasado la municipalidad adquirió otros compromisos. Solo soy un coordinador”, expuso Batres.

“No me cansaré de decir que hace seis años el alcalde Rolando Barrientos prometió a los vecinos de este sector ayudarnos a trasladar las instalaciones a otro lugar”, mencionó María Gómez.

Aracely López, afectada, manifestó que los olores fétidos son molestos y da lugar a la proliferación de moscas. “Acudimos al MAGA y a los Derechos Humanos, donde hablamos con el mismo alcalde Barrientos, pero nadie soluciona el problema”, dijo.

El jefe edil mencionó en el 2008 que es necesario construir un rastro industrial, que sea utilizado por los municipios que integran la mancomunidad de Los Altos, pero a la fecha todo sigue igual, contó un perjudicado.

 

Zopilotes se alimentan de los desperdicios en el área donde se encuentra el ganado que será sacrificado.

Opinión de la comuna

La municipalidad altense aceptó que el faenado de reses no cuenta con departamento de procesamiento de vísceras ni almacenamiento de cueros, y que el trabajo que se efectúa en el piso contamina la carne.

El rastro municipal fue construido en 1942, durante la administración de Jorge Ubico; ahora está rodeado de casas de la zona 5 y la escuela Benito Juárez, que alberga a 500 niños.

About these ads

2 comentarios

  1. Jessica said,

    10 noviembre 2009 a 15:20

    Es lamentable que en Quetzaltenango que es la segunda capital del pais no se cuente con un sitio apropiado para este tipo de trabajo, afectando a la poblacion en general, pues considero que darle resolucion a este tipo de problemas realmente es de caracter urgente e inmediato!!!

  2. ivan said,

    11 noviembre 2009 a 15:16

    si me pudieran mandar las normas que rigen los rastros en guatemala o las normas coguanor por favor, una forma de buscar una solución seria que talvez se buscará la forma de trabajar con los desechos de estos lugares o investigar un sub producto de ello, como abono para animales.


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: